Educación / Inspiraciónal / Niños

Fundamentos de la crianza de los niños

Universidad Cristiana Logos Te invita a que tomes el riesgo de prepararte para que te presentes como obrero aprobado. Estamos listos para un nuevo tiempo. Te ofrecemos la oportunidad de realizar nuevas metas. No importa en que país te encuentres, Logos tiene una diversidad de programas que te... Read More

María Villegas-

Cinco fundamentos de la crianza de los niños

  1. El inculcar respeto por los padres es el factor crucial en la educación del niño. Este factor es de vital importancia, para los padres cristianos que quieren transmitir a sus hijos e hijas el amor que ellos tienen por Jesucristo. Por lo consiguiente, si la mamá y el papá no son dignos de respeto, entonces tampoco lo son en su moral, su patria, sus valores, creencias y ni siquiera su fe. si ejercemos una disciplina rígida, sin mostrar amor, habremos empujado la balanza hacia otra dirección. El castigo apropiado no es algo que los padres le hacen a un hijo que aman; es más bien algo que hacen por él o ella. Los padres que son demasiados débiles o que están demasiado cansados u ocupados como para ganar, cometen un costoso error. Si usted no puede hacer que su niño de cinco años recoja sus juguetes, es poco probable que vaya a ejercer mucho control durante la etapa más desafiante de su vida.

Aunque se establezca en su hogar un sistema impecable de disciplina, sus niños seguirán siendo niños. A veces serán atolondrados, destructivos, perezosos, egoístas e irrespetuosos, tal es la naturaleza humana. Nosotros como adultos tenemos los mismos problemas.

  1. La mejor oportunidad para comunicar suele darse después de una acción disciplinaria. La demostración de la autoridad de los padres es algo que reconstruye el respeto y con frecuencia el niño revelará su cariño después que se sequen las primeras lágrimas.
  2. Ejercer el mandato sin críticas constantemente. El gritar y crítica constantemente a los niños se puede convertir en un hábito y por cierto un hábito inútil. Los padres y las madres suelen usar el enojo para lograr acciones en vez de usar acciones para lograr acciones (lograr la conducta deseada).

La disciplina fuera del hogar no es muy diferente que la disciplina dentro del hogar. Los principios mediante los cuales se pueden controlar a los hijos son los mismos en ambas situaciones, lo único que cambia es la aplicación.

  1. No saturar al niño con cosas materiales. Se ha dicho que la prosperidad presenta una prueba más fuerte al carácter de una persona, que la adversidad. Hay aquí un principio más amplio que tener en cuenta, el placer se da cuando se satisface una necesidad intensa. Si no existe necesidad no hay placer. Un simple vaso de agua es más valioso que el oro para quien se está muriendo de sed. Si usted nunca le permite a un niño sentir necesidad de algo, el nunca disfrutara el placer de recibirlo.
  2. Establecer un equilibrio entre amor y disciplina. La interacción de esas dos palabras variables es crucial y es lo que más acerca a la fórmula para tener éxito en la labor de ser padres.