Educación / Inspiraciónal

El Afecto en la Adolescencia.

Universidad Cristiana Logos Te invita a que tomes el riesgo de prepararte para que te presentes como obrero aprobado. Estamos listos para un nuevo tiempo. Te ofrecemos la oportunidad de realizar nuevas metas. No importa en que país te encuentres, Logos tiene una diversidad de programas que te... Read More

Por: María Suyapa Morazán

Es muy importante que los jovencitos se sientan amados, protegidos, con cariño de sus padres aun cuando entran a esta etapa, a pesar de que ellos ya se sienten un poco más fuertes, a pesar de que empiezan a sentirse que el cuerpo se les está fortaleciendo y empiezan a entrar en un estado de juicio, donde ya tienen un desarrollo más amplio de la razón, es cuando más ayuda necesitan. En esta etapa, el afecto tiene que ver más con formar en ellos un sentido de pertenencia, que sepan que forman parte de un seno familiar donde son aceptados, pertenecen a un lugar en el cual son gustosamente recibidos y formados. Al momento de llegar a la adolescencia ese joven no ha llegado a ser adulto, pero tampoco es un niño, es un adolescente por lo cual él va a empezar a adolecer, va a pasar por situaciones difíciles y si no tiene afecto necesario ahí es donde el joven se puede dañar o puede hacer cosas que le van a perjudicar por el resto de su vida.   Dios nos ha dado una preciosa herencia a nosotros como padres (Salmos 127:3) “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”. Cuán importante es que nosotros valoremos a nuestros hijos, un hijo es un regalo de Dios un día le vamos a dar cuentas a Dios de ese hijo.

El afecto es sano, es correcto, es lo que nosotros tenemos que trabajar en nuestros hijos. Vivimos en un mundo donde el amor se ha perdido, pero cuán importante es que nosotros lo fomentamos en nuestros hogares, en nuestros pequeños hijos y que ellos a su vez aprendan a amar a otros. Los hijos necesitan cariño, amor y afecto, y si no se los hemos dado hasta el día de hoy es necesario que haya cambios en la forma de conducirnos con ellos, en la forma de acercarnos a ellos, no sea que lo que ellos estén escuchando sean gritos, problemas, dificultades y eso impida que tengan un buen desarrollo intelectual, físico, emocional y vayan a traer problemas en su vida más adelante. Es muy importante que como padres lleguemos a tomar decisiones serias para amarlos, darnos por ellos.

Frases de elogio: frases de elogio por lo que hacen nuestros hijos es importante, necesitamos alabarlos, expresarles las virtudes y cualidades. “Que bien lo hiciste”, “Admiro tu disposición de ayudar”. Con frecuencia el elogio y el cariño se combinan en los mensajes que le hacemos llegar a un niño, las expresiones de cariño y amor significan que expresamos nuestro aprecio al niño por ser quien es. Alabamos al niño por lo que hace, ya sean logros o comportamiento o actitudes conscientes.

Frases de estímulo; la palabra estimular significa “dar aliento y valor” ejemplo decirle a nuestros hijos, hay cosas que los hijos no solo quieren saber sino que necesitan escuchar de sus padres, las palabras son poderosas, pero las que no pronunciamos pueden serlo también, solo porque lo piense no significa que su hijo automáticamente lo conoce o no necesita escuchar, es urgente expresarles algunas frases como:

Te Amo: por supuesto que amamos a nuestros hijos pero cuando fue la última vez que se lo dijimos, nuestros hijos saben que los amamos, pero ellos necesitan escuchar de nosotros como padres que los amamos.

Eres una buena persona: los hijos necesitan saber que sus padres piensan bien de ellos y les aprueban, decirles que son bondadosos, dulces, amables, inteligentes y otras cosas positivas, les ayuda a construir una buena autoestima y fortalecerá las relaciones entre padres e hijos.

Te Acepto: Los adolescentes necesitan sentirse aceptados por sus padres, quizás a veces no lo demuestren e incluso digan algo con la intención de que sus papas piensen lo contrario. La aceptación es ese amor incondicional, ese conocimiento de que sin importar lo que ellos hagan o digan sus padres siempre les amarán por lo que son.

Palabras que orientan; necesitamos decirles a nuestros hijos palabras que orientan de una manera positiva, expresémosle nuestra preocupación antes que les condenemos, se puede orientar sin ser negativo, de tal manera que la otra persona pueda abrir su oído a escuchar tus palabras.