Educación / Inspiraciónal

Conflictos de la vida: Abuso

La vision del este ministerio es:   ¡Guiar a los perdidos… a encontrar a Jesús! ¡Ayudar a aquellos que sufren… a recibir el consuelo de Dios! ¡Llegar a aquellos que no tienen esperanza… y enseñarles su Palabra! La mision del... Read More

El abuso, como sabemos, es una experiencia muy dolorosa y traumática. Dios no aprueba el abuso de ningún tipo. Él nos ha instruido que debemos amar a toda persona.

El abuso destruye hogares, matrimonios e hijos. En muchas ocasiones si el abuso es físico hasta puede llegar a destruir la vida de la persona que recibe semejante trato. Cuando el abuso llega a este punto, se debe contactar a las autoridades para recibir ayuda por parte de ellas. Si la víctima del abuso es un niño, esta criatura llevará en su corazón heridas tan profundas que solamente el amor de Jesucristo podrá sanarle.

Las víctimas de abuso tienen llagas emocionales y recuerdos infames dentro de su ser, y contribuyen a que su propia autoestima esté destruida.

Si tú has sido víctima de algún tipo de abuso, permíteme decirte que existe una forma para recibir tu sanidad emocional. Entrégale este tu dolor tan terrible a Jesucristo; sólo Él puede sanarte y liberarte de tu pasado. Sólo así podrás perdonar sinceramente a aquél que abusó de ti.

Da el primer paso; sé que crees que no podrás hacerlo por ti mismo, pero Dios puede y quiere ayudarte a tomar esa decisión y dar ese paso que necesitas.

Cuando lo hagas, podrás ver como aquel dolor desaparecerá, y la paz de Cristo reinará en tu corazón de modo que puedas comenzar un proceso de restauración. Puedo asegurarte que con el pasar de los años, ni siquiera recordarás lo sufrido, pues cuando Dios sana un corazón, Él lo hace para siempre.